Es la prestación que otorga la A.N.S.E.S. a los derechohabientes de un afiliado al S.I.P.A. que fallece en actividad. Siempre y cuando se logre alcanzar algún tipo de las regularidades de aportes exigidas.