24 junio 2016
Category: Novedades
24 junio 2016,
 0

Debe rechazarse la demanda intentada por un empleado despedido con justa causa por concurrir a su lugar de trabajo en estado de embriaguez, condición que fue detectada por sus superiores, por sus compañeros de trabajo y constatada por el servicio médico de la empresa, toda vez que la causal invocada guarda contemporaneidad con el despido y la falta cometida es de entidad suficiente para constituir injuria grave a los términos del art. 242 L.C.T. suficiente para desplazar el principio de conservación del contrato que impone el art. 10 L.C.T.

Abogados Laborales 4713 3046 llamanos
http://abogadosurquiza.com.ar/despidos-y-accidentes-labora…/